Acudir al psicólogo no es una cuestión de «locos», aquí te lo explicamos

Acudir a un psicólogo muchas veces está asociado a una connotación negativa y con frecuencia escuchamos burlas respecto a las personas que son referidos o que por su propia cuenta deciden acudir a un profesional de la psicología.

En el marco del Día Nacional del Psicólogo (a), que se conmemora éste 22 de junio, desde el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel aprovechamos la oportunidad para aclara algunas de las dudas y mitos más frecuentes en cuanto al tema.

Para ello, Yasser Medina Santamaría, psicólogo del Programa de Salud Ocupacional y Clínica del Empleado en el Hospital del Niño es quien nos ayudará a desmitificar ciertas dudas referente al profesional de la psicología y a de quienes acuden a ellos.

  • ¿Quién es un psicólogo/a?
  • Un/a Psicólogo/a es un/a profesional vinculado a la ciencia y su campo de acción es amplio, destacando en Panamá especializaciones en el área clínica, organizacional, forense, educativa, social, familiar, de pareja, sistémica, neuropsicológica, entre otras.  En su esencia es un/a investigador/a del ser humano y su interacción con el contexto y utiliza modelos basados en evidencias para determinar las herramientas y técnicas a utilizar en su labor diaria.
  • ¿Cuál es el objetivo, la función de un/a psicólogo/a?
  • Independientemente del área donde labore un/a psicólogo/a una de sus función será lograr potenciar las capacidades y habilidades que tienen las personas, incluso cuando tienen dudas de sus propios talentos y competencias.  Además, discriminar procesos sanos de los psicopatológicos es de vital importancia para generar acciones que promuevan la salud mental y el bienestar personal.
  • ¿Todas las personas que acuden a un/a psicólogo/a tienen algún problema mental o emocional?
  • No, hay personas que recurren a un/a psicólogo/a para desarrollar planes de vida que les permitan lograr metas importantes en diversas etapas de su desarrollo humano.
  • Con la consolidación del mindfulness (conciencia plena o atención plena), la reivindicación de las técnicas para la relajación y el desarrollo de aplicaciones (app) de psicología se ha logrado acceder a un grupo de personas que en los modelos tradicionales sería poco probable conseguirlo.
  • ¿Quiénes deben o pueden acudir a un/a psicólogo/a?
  • Cualquier persona que tenga una situación difícil o desee mejorar su calidad de vida.  No hay una restricción sobre quiénes pueden ser beneficiados/as por la psicología, por el contrario, las herramientas disponibles son aplicables desde la niñez hasta la adultez mayor.
  • ¿Para acudir a un/a psicólogo/a es necesario una referencia?
  • A nivel privado no.  A nivel institucional parte de los protocolos exigen una referencia.
  • ¿Cómo saber cuándo debo acudir a un/a psicólogo/a?
  • Podríamos identificar dos momentos donde sería adecuado solicitar apoyo profesional:
    1. Cuando las reacciones fisiológicas, emocionales y/o conductuales se salen de control y se comienza a tener dificultades en cuestiones cotidianas que antes no eran un problema.  Los malestares son tan importantes que cambian los hábitos de sueño y alimentación.  Existe irritabilidad desproporcionada y reacciones impulsivas dañinas para la persona y su entorno.  Incluso se puede sentir desesperanza de un futuro en bienestar y salud.  Es importante tener algún nivel de aceptación personal para moverse a solicitar apoyo de psicología.
    2. Cuando otras personas que le conocen, le expresan su preocupación por los cambios físicos, emocionales y/o conductuales que puede tener vinculados a una situación de duelo (pérdida de algo o alguien).  Aquí la persona puede no tener aceptación plena de su situación y puede haber mucho escepticismo. 
  • ¿Qué beneficios tiene para una persona recibir la asistencia de un/a psicólogo/a?
  • Es altamente beneficioso recibir asistencia de un/a psicólogo/a idóneo/a porque las técnicas utilizadas y, sobretodo, la capacidad de analizar la información de forma objetiva y racional le brindan una ventaja que no conseguirán con personas que trabajan desde la simpatía.
  • Un/a psicólogo/a no brindará consejos ni asesorías a la persona porque su trabajo es lograr ser un/a facilitador/a de los procesos de autodescubrimiento y solución de problemas, pero cuando sea requerido se apoyará en sus conocimientos para hacer una psicoeducación personalizada que tenga sentido con la situación presentada.
  • ¿Porqué se tiene una connotación negativa hacia las personas a que acuden a un/a psicólogo/a?
  • Porque parte de la labor de los/as psicólogos/as [clínicos/as] es trabajar [de forma multidisciplinaria] con personas que sufren enfermedades mentales de tipo psicóticas dentro de instituciones de salud mental.  Estos conceptos «enfermedad mental» y «psicosis» han sido explotados negativamente en la cultura popular (cine, radio y televisión), mezclándolos con comportamientos extraños, peligrosos y/o malévolos que no solo son irreales sino desacertados.  En otras palabras, hemos descrito de manera formal lo que en la calle denominan «locura», por lo tanto, es poco deseado ser identificado como «un/a loco/a».
  • Adicional, en la cultura popular una persona que no logra resolver sus problemas y manejar sus emociones y sentimientos puede ser catalogada como «débil»; y, esto puede ser una característica poco deseable entre algunos sectores de la sociedad, sobretodo, cuando las historias y leyendas resaltan el valor de las fuertes y valientes.
  • ¿Cree usted que esa percepción negativa ha cambiado?
  • Sí, ha sido una labor intensa y continua para explicar que todos/as somos vulnerables a sufrir enfermedades mentales y/o tener problemas psicosociales.  Mientras tengamos vida tendremos emociones agradables y desagradables, sentimientos positivos y negativos y pensamientos buenos y malos.  De ahí la importancia de la higiene mental.  Sin embargo, falta mucho trabajo en Panamá porque siguen confundiéndose comportamientos antisociales e inmorales con enfermedades mentales y caemos rápidamente en prejuicios y estereotipos de siglos pasados.

En este Día Nacional del Psicólogo (a), desde la Dirección del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel agradecemos la labor que realizan todos estos profesionales de la salud, sin embargo, extendemos un saludo muy especial a los que laboran de manera dedicada, responsable y con alto sentido de compromiso en nuestra institución.

¡Felicidades en su Día!