Educación, pieza clave para combatir la obesidad

Cada 12 de noviembre se conmemora en todo el planeta el Día Mundial contra la Obesidad, una epidemia a la que Panamá no escapa.

De hecho se estima que en el país más del 60% de la población adulta padece de sobrepeso u obesidad, por lo que desde las entidades de salud pública se ha hecho un llamado a que mejoren sus hábitos de vida.

La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad como «una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud”.

profundizan que la obesidad es el paso inicial para otras patologías como hipertensión arterial, diabetes tipo II, índices elevados de colesterol y triglicéridos, problemas osteoarticulares, riesgo de padecer cáncer, apnea del sueño y problemas cardiovasculares.

Por su lado, Nicole Monteverde, Endocrinología pediátrica en el Hospital del Niño, manifiesta que en los últimos años ha incrementado la incidencia de obesidad y sobre peso en la población por lo que es importante recordar la importancia de tener hábitos alimenticios saludables, así como la necesidad de hacer ejercicios físicos diariamente.

En el caso de la población infantil del país, Monteverde manifestó que los últimos estudios indican que 1 de cada 10 niños menores de 5 años y 3 de cada 10 niños y adolescentes presentan exceso de peso, lo cual se duplica en la vida adulta.

Indico que algunos de los factores que han contribuido a las estadísticas actuales están relacionados con una alimentación alta en grasa y azúcares, así como a estilos de vidas sedentarios, cambios en el ritmo de vida y la dinámica familiar.

La especialista apuntó que para contrarrestar esta situación es fundamental la enseñanza desde el hogar para que desde allí se oriente e inculquen en los niños y niñas una alimentación saludable, comiendo más verduras, frutas y otras comidas no procesadas, bebiendo agua, así como limitando el consumo de sal, evitando las grasas trans y los azúcares, además de realizar actividad física durante toda la vida.

Monteverde concluyó indicando que para lograr contrarrestar el incremento de personas obesas y con sobrepeso en el país, así como disminuir las estadísticas de la población que vive con algún tipo de enfermedad crónica se hace necesario educar a la población, principalmente a los niños.

Así mismo estimó que como Estado urge que se trabaje de manera integral en políticas públicas que contribuyan a mejor la condición de vida de la población.