El país continúa detectando recién nacidos infectados con VIH

Este 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/Sida, y Panamá aún enfrenta varios retos respecto a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad.

Y es que aunque existen diversos métodos en los que se puede contagiar el VIH, la transmisión perinatal, aquella que ocurre directamente de la madre al bebe durante la etapa gestacional, el parto o la lactancia, continúa siendo un desafío para el país.

La Dra. Dora Estripeaut, pediatra infectóloga en el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, comenta que si bien el país está encaminado en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo, los datos que se manejan en éste centro de atención reflejan que las cifras van en aumento, se mantienen en el mismo rango, pero no disminuyen.

Detalló, por ejemplo, que en el año 2018 sólo se diagnosticó un caso en el Hospital del Niño y dos a nivel nacional, mientras que en lo que va del año 2019 ya se han registrado cuatro casos en todo el país.

LA ATENCIÓN
Estripeaut detalla que desde hace 30 años el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, cuenta con un programa para la menores que son diagnosticados con esta enfermedad.

Se trata de la Clínica de Terapia Antirretroviral que existe desde 1988 y en la que actualmente reciben atención un total de (152) niños y niñas, quienes posteriormente son referidos a las diferentes clínicas de adultos.

Estripeaut, quien es la coordinadora de la Clínica detalla que el tratamiento consiste en dotar a cada paciente de tres medicamentos que deben tomar dos veces por día de tal forma que se reduzca la cantidad de virus en su sangre y así lograr mantener un sistema inmunológico o de defensa dentro de valores normales.

“Los niños en su mayoría toleran muy bien el tratamiento que es muy beneficioso, porque logra que la carga viral sea indetectable, es decir, que no se detecte el virus en la sangre durante los exámenes de seguimiento”.

ACCIONES EN EJECUCIÓN Y POR HACER
La realización de la prueba de VIH a todas las embarazadas que lleguen al parto y no tengan evidencia de haberse realizado la prueba, tratamiento a la madre una vez realizado el diagnóstico y profilaxis al recién nacido por un mes para disminuir el riesgo son algunas de las acciones que se han adoptado a nivel nacional para lograr reducir a cero la transmisión perinatal.

Por otro lado, Panamá se ha sumado a la estrategia universal denominada metas “90-90-90”, que consisten en que para el año 2020 el 90% de las personas que viven con el VIH conozca su estado serológico; el 90% de los seropositivos diagnosticados tenga acceso a terapia antirretroviral sostenida; y el 90% de todas las personas en tratamiento antirretroviral goce de supresión viral.

No obstante, la Dra. Estripeaut apunta que para lograr que Panamá sea declarado como un país libre de la transmisión del VIH de forma perinatal se hace imperioso trabajar en la atención primaria, hacer campañas de tamizaje para VIH en áreas indígenas y de difícil acceso.

Además hizo especial énfasis en que “se debe incluir la educación sexual en los programa escolares, para que se hablé a los jóvenes de prevención, pues la mayoría de los casos en jóvenes ocurren por desconocimiento”.

Este 1 de diciembre en el que se conmemora el Día Mundial del SIDA, con el lema «Habla conmigo abiertamente», la familia del Hospital del Niño hace un llamado para que las personas acudan a hacerse sus pruebas y disminuir la cadena de transmisión.

Conoce en este enlace las cifras internacionales respecto al VIH/Sida que maneja la Organización Mundial de la Salud. Además Onusida extiende una invitación para realizar acciones en el marco de la conmemoración internacional.