Población joven, estandarte de la OMS y la OPS para enfrentar la industria tabacalera

Este 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco, es por ello, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han lanzado una campaña con el objetivo de concienciar a la población joven respecto a los daños que causan los productos del tabaco.

Así mismo, ha planteado una lucha de frente en contra de la industria tabacalera, que, según sus datos, invierte unos 9 mil millones de dólares anuales en la promoción de sus productos, principalmente enfocada en la población joven.

Y es que los jóvenes son un segmento de mercado importante para la industria, ya que los estudios muestran que 9 de cada 10 fumadores empiezan antes de cumplir 18 años. A nivel mundial, más de 40 millones de jóvenes entre 13 y 15 años ya han comenzado a consumir tabaco.

Las investigaciones científicas han evidenciado los daños que se generan el organismo no solo para los fumadores primarios, sino también para los de segunda mano.

Por ejemplo, se ha dejado claro que el consumo de tabaco es la causa del 25% de todas las muertes por cáncer en el mundo. Además de que el consumo de nicotina y de productos de tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y neumopatías.

En el caso de los niños y adolescentes que consumen cigarrillos electrónicos se ha comprobado que tienen al menos el doble de probabilidades de fumar cigarrillos normales más adelante en su vida.

Frente a este panorama, Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, indicó que “la industria del tabaco necesita que los jóvenes compren sus productos, lo que puede resultar en adicción a la nicotina, para que se conviertan en consumidores a largo plazo”.

Añadió que lo anterior “crea la oportunidad de reemplazar a los 8 millones de personas en todo el mundo que mueren por causas relacionadas con el tabaco cada año. Es una cuestión de rentabilidad a costa de la gente, una elección indefendible”.

A través de la campaña la OMS y la OPS buscan “proporcionará a los jóvenes los conocimientos necesarios para detectar fácilmente la manipulación de esas industrias y les equipará con instrumentos para rechazar sus tácticas, todo ello con miras a que adquieran capacidad de acción y decisión para plantarles cara, convirtiéndose en una generación libre de tabaco”.

Vídeo campaña de la OMS y la OPS