Trasplante de médula ósea, 15 años regalando vida

En el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel estamos de fiesta, porque ya son 15 de años de brindar una nueva oportunidad de vida a través de la Unidad de Trasplante de Médula Ósea que opera desde enero del 2005 en nuestro centro.

Este proceso ha convertido a Panamá en uno de los dos países de la región de Centromeamérica, en conjunto con Costa Rica, y en el único hospital del país que ofrece este tipo de tratamientos a nivel pediátrico.

A lo largo de estos 15 años han sido 50 los trasplantes de médula ósea que se han realizado, dando una nueva esperanza de vida a estos pequeños y a sus familias.

“El gran milagro”

Testimonio de esta labor es Julissa Mendoza, quien a muy temprana edad fue diagnosticada con anemia aplásica, un trastorno de la sangre poco común, pero grave, que impide que la médula ósea de quien la padezca produzca suficientes células sanguíneas nuevas.

Mendoza nos cuentas que la condición con la que fue diagnosticada la obligaba a estar en su cuarto, no poder ir a la escuela ni jugar, porque no tenía la suficiente energía para realizar sus actividades diarias y vivir como una niña normal de seis años.

“Mis padres me cuenta que el diagnóstico fue doloroso para toda la familia, teníamos que venir muchas veces al Hospital y recuerdo que muchas veces sentí miedo”, dijo Mendoza.

A los seis años Mendoza fue seleccionada para recibir un trasplante de médula ósea, siendo su hermana Yisel, un año menor que ella, quien se convirtiera en la donante ideal. Ella dice recordar que la posibilidad del trasplante “lleno de muchas esperanzas a mi familia, sobre todo porque mi hermana nunca sintió temor y se mostró dispuesta a ayudar”.

Fue así como en el año 2005 recibió dos infusiones de médula ósea, pues la primera no había funcionado como esperaban, en el segundo intento fue que “se hizo el gran milagro y desde allí he podido realizar mi vida de forma totalmente normal”.

Mendoza se graduó de sexto año en el Instituto Profesional y Técnico Fernando de Lessep en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste y este año cursará el tercer año de su Licenciatura en Publicidad que estudia en la Universidad de Panamá, mientras que su hermana, Yisel Mendoza, cursa el segundo año de su licenciatura en Trabajo Social.

“El origen”

La Dra. Diana Cedeño, pediatra hematóloga y jefa de la Unidad de Trasplante de Médula Ósea en el Hospital del Niño, narra que esta fue una iniciativa que surgió producto de la necesidad que tenía los pacientes pediátricos, pues hasta ese entonces el tratamiento solo estaba disponible para los adultos.

Añadió que la propuesta fue impulsada por la Dra. Bélgica Moreno, entonces jefa del Servicio de Hematología del Hospital, que parte de los equipos fueron donados por las Damas Voluntarias del Hospital del Niño y que desde la Dirección del Hospital del Niño se dispuso el espacio físico y la capacitación al personal sanitario en países como España, México, Chile, Brasil y Urugay.

Hoy este equipo está conformado además de la Dra, Cedeñó por Hilze rodríguez y Benilda González, así como cinco enfermeras y cinco técnicos.

“Respecto al proceso”

La Dra. Cedeño apunta que el trasplante de precursores hematopoyéticos, conocido genéricamente como trasplante de médula ósea, es un procedimiento médico que suele realizarse en pacientes con cáncer de sangre o médula ósea (ya sea leucemia u otras enfermedades no malignas) y que consiste en eliminar las células enfermas e introducir células madres que produzcan glóbulos y plaquetas sanos.

Añade que el trasplante puede ser autólogo, es decir, empleando la médula del mismo paciente o alogénico utilizando la médula de otra persona. Un dato interesante es que antes de llevar a cabo el trasplante es necesario destruir la médula ósea del receptor por medio de quimioterapia y/o radioterapia.

En la mayoría de los casos, añade la especialista, se trata de donaciones de terceras personas, pues solo en el 25% de los casos es probable que en el círculo familiar del paciente se pueda encontrar a una persona compatible.

La donación de la médula ósea es un proceso ambulatorio que no dura más de dos horas, mientras que la infusión en la persona que requiere las células toma unas cuatro horas, además, una vez el paciente es trasplantado se le da seguimiento por los próximo cinco años. De hecho, la esperanza de vida de una persona que haya recibido este tipo de trasplante es igual al de cualquier otra persona sana.

Finalmente, la Dra. Cedeño, concluyó diciendo que para el personal del Hospital del Niño es un privilegio poder ofrecer este tipo de tratamientos y reescribir nuevas historias de vida en las familias del país.

Datos:

  • Un total de 50 trasplantes se ha realizado a 45 pacientes, cinco de ellos han recibido dos trasplantes.
  • Del total de trasplantados 13 han fallecidos a raíz de circunstancias no relacionadas con la intervención.
  • Una intervención de este tipo tiene un costo que ronda entre los 50 mil y 70 mil dólares.
  • Actualmente hay una lista de espera de tres pequeños, uno de ellos, del vecino país de Honduras.
  • Las provincias de Panamá, Chiriquí y Panamá Oeste son las regiones de donde provienen la mayoría de los pacientes.
  • Actualmente la sala de trasplante tiene capacidad para dos pacientes, con la construcción de la nueva estructura se ha previsto duplicar su capacidad.