‘Gracias a la fisioterapia mi hijo ha dado sus primeros pasos’: Yomaira Arona 

Matías de cuatro años de edad tiene un gran poder, el de sonreír e iluminar corazones, aún no habla, pero ese es su próximo gran desafío; y aunque usted no se lo crea ha pasado por muchos otros. 

Yomaira Arona Cárdena es su madre y recuerda que cuando dio a luz en el 2017, Matías medía 33 centímetros y pesaba unos 858 gramos, poco menos de las dos libras; nació de forma prematura (28 semanas) y fue diagnosticado con parálisis cerebral. 

“Estuvo sus primeros cuatro meses de vida internado en el Hospital del Niño y fue una verdadera montaña rusa de emociones para nosotros, porque había días que estaba bien y otros que no lo estuvo tanto”, comenta la mamá de Matías. 

Hoy, a cuatro años de su nacimiento, la familia de Matías se siente feliz y agradecida, porque ha recibido las terapias necesarias para que con la ayuda de una andadera pueda dar sus primeros pasos. 

 Yomaira, dice que antes, Matías padecía de “espasticidad en sus miembros inferiores y superiores” o lo que es lo mismo, el aumento del tono muscular y a reflejos hiperactivos en sus extremidades; pero que ha estado cuatro años recibiendo atención de fisioterapia en el Hospital del Niño y han trabajado en su fortalecimiento, marcha, postura, equilibrio y ejercicios de estiramiento, entre otros, “que le han ayudado infinitamente”.  

No tengo más que palabras de agradecimiento por la dedicación y todo el apoyo emocional y físico que le han entregado no solo a Matías, sino a cada paciente en esta nuestra casa del Hospital del Niño”, finalizó Yomaira. 

Así mismo añadió que para ver los resultados del esfuerzo de estos profesionales “los padres no deben dejar de llevar a sus hijos a las terapias ya que son primordial para su avance y recuperación.” 

ATENCIÓN DE LOS FISIOTERAPEUTAS EN EL HOSPITAL DEL NIÑO  

Matías es un ejemplo claro del trabajo comprometido y de alta calidad del equipo del Servicio de Terapia y Rehabilitación del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel y que en este Día Nacional del Fisioterapeuta deseamos resaltar. 

Este personal cuenta con una alta capacitación médica que les permite identificar y maximizar la calidad de vida de cada uno de sus pacientes en los ámbitos de promoción, prevención, mantenimiento, intervención, tratamiento, habilitación y rehabilitación.   

Sus jornadas son extensas, pero ponen todos sus conocimientos en mejorar la condición de vida de los niños o niñas que presentan condiciones que afectan su sistema músculo esquelético, neurológico, cardiovascular, respiratorio, gastrointestinal, piel y genitourinario.  

Como se deja ver en el texto anterior, el ámbito de acción de los fisioterapeutas es amplio y especializado, viéndose también involucrados en la atención de los pacientes que acuden a las Clínicas de Hemofilia, Quemados, Oncología, Cuidados Intensivos, Parálisis Facial, Plexo Braquial entre otras.   

Las estrategias fisioterapéuticas más utilizadas son la implementación de circuitos y actividades lúdicas con conocimiento científico y criterio fisioterapéutico necesarios para lograr el correcto tono muscular, control postural, control motor, equilibrio, coordinación, destrezas motoras y marcha asistida o independiente, siempre favoreciendo y potenciando las capacidades de cada uno de los niños y adolescentes que acuden a este Servicio.   

  FISIOTERAPIA Y PANDEMIA POR COVID-19  

Producto de la pandemia que causa el virus de la Covid-19 se demandó la integralidad, más que nunca de diferentes especialistas para la atención de los pacientes y los fisioterapeutas no fueron la excepción. 

En el caso particular del Hospital del Niño, estos especialistas se vieron involucrados en la atención de pacientes diagnosticados con el virus y que por alguna u tra razón demandaron una intervención temprana para evitar la debilidad adquirida producto del encamamiento prolongado y otras secuelas. 

Es así, que durante el periodo más álgido de la pandemia atendieron a unos 15 pacientes pediátricos hospitalizados en estado crítico, mientras que en el área de Consulta Externa se brindó atención a 10 pacientes con secuelas propias de la Covid-19, la mayoría de ellas neurológicas. 

Por otro lado, varias de las atenciones sanitarias que se ofrecían debieron de suspenderse por determinado tiempo, lo que generó no solo una mora en la atención sino también el estancamiento o retraso en los avances de los niños, niñas y adolescentes. 

No obstante, el Hospital del Niño nunca dejó de brindar atención en las áreas de urgencias, hospitalización y pacientes con enfermedades crónicas. En el caso específico del Servicio de Terapia Física y Rehabilitación del Hospital se valieron de varias herramientas tecnológicas para en la medida de lo posible brindar la atención. 

Hoy día y con la reapertura total de la atención en este Servicio se ha logrado minimizar la mora, incluyendo todas las patologías y condiciones.