Presencia del Virus Sincicial se adelanta; conoce cómo proteger a tus hijos

El Virus Respiratorio Sincicial (VRS) es una infección respiratoria aguda que afecta principalmente a niños menores de los dos años y aunque regularmente se presente entre los meses de junio y noviembre, este año ha sido la excepción.

Desde el mes de febrero hasta el 25 de mayo del 2021 en el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel se han detectado mediante pruebas de antígeno y RT-PCR en hisopado nasofaríngeo un total de 369 casos del VRS.

MODO DE TRANSMISIÓN

El Dr. Raúl Esquivel, pediatra infectólogo y jefe del servicio de Epidemiología en el Hospital del Niño, detalló que el VRS se presenta con síntomas como: fiebre de bajo grado o ausencia de fiebre, secreción nasal o congestión nasal, y en un número importante de casos, luego de 3 días, se presenta dificultad respiratoria con taquipnea (respiración rápida).

Este virus se propaga mediante la tos y los estornudos, al tocar superficies que contengan el virus o a través de manos contaminadas.

El especialista comentó que aunque “a veces vemos al virus como banal”, puede causar infecciones graves en los pulmones, manifestándose como  bronquiolitis (infección de las vías respiratorias pequeñas de los pulmones) y la neumonía (infección de los pulmones).

El VRS se manifiesta de la misma manera que lo hace el resfriado común; por lo tanto, es solo cuando evoluciona a dificultad respiratoria o manifestaciones pulmonares, las que obligarían a que el padre o el cuidador acuda a un médico con el menor.

Por otro lado, existen varios factores de riesgo que aumentan la posibilidad de complicaciones severas como los pacientes que nacieron de forma prematura, los que tienen seis meses de edad o menos, los que padecen enfermedades pulmonares crónicas o inmunodeficiencias también aquellos con cardiopatías, por lo que se debe prestar mayor atención en estos casos.

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Para este virus no hay un tratamiento específico, el Dr. Esquivel apunta que “para estos casos lo que se ha demostrado que funciona son las terapias de sostén como lo son el oxígeno húmedo, la hidratación y la nutrición; es decir, que el niño no deje de comer a causa del virus”.

Para este virus existe como medida preventiva un producto denominado Palivizumab (contiene anticuerpos que protegen contra la infección, no funciona como tratamiento) y se usa en bebés con riesgo de complicaciones (como prematuros y cardiópatas).

Aún no existe una vacuna aprobada para su uso en la población, por ello, la prevención es el único método que pueden ayudar a disminuir la propagación de los casos, afortunadamente las medidas de prevención son las mismas que han sido aplicada contra la Covid-19, por lo que solo queda hacer énfasis el fiel seguimiento de cada una de ellas:

  • Evitar llevarse las manos a la cara.
  • Limpie y desinfecte las superficies.
  • Cúbrase la nariz y la boca cuando tosa o estornude.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • El uso de mascarilla para los niños mayores de 2 años.
  • Procure no llevar a los niños pequeños a lugares con aglomeración de personas.