Recarga energías en tu espacio laboral mediante las «pausas activas»

Las pausas activas son breves periodos de tiempo de descansos durante la jornada laboral que
sirven para recuperar energía, mejorar el desempeño y eficiencia en el trabajo, a través de
diferentes técnicas de estiramientos y ejercicios que ayudan a reducir la fatiga laboral,
trastornos osteomusculares y prevenir el estrés.

Estas actividades se recomiendan hacerlas al menos 3 veces durante la jornada laboral en
cortos periodos de tiempos que van de 5 a 10 minutos. En este espacio el colaborador
debe suspender toda actividad laboral y concentrarse en las pausas activas para que estas sean
realizadas de una manera adecuada.

Se ha demostrado que los descansos periódicos durante la jornada laboral generan mayor
creatividad y productividad durante las horas de trabajo.

Las pausas activas se desarrollan a través de ejercicios físicos y mentales que debe realizar un colaborador por cortos periodos de tiempo, estos ejercicios y estiramientos no deben emplearse como una rutina de ejercicio de fortalecimiento.

Una pausa activa, como su nombre lo dice, es una interrupción de las actividades laborales necesarias que interrumpen esa secuencia laboral ya sean de 8 o 12 horas, como se están viendo actualmente con la COVID-19/SARS2.

Cuando los músculos permanecen estáticos durante un periodo prolongado de tiempo, en
ellos se acumulan desechos tóxicos que producen la fatiga. Además, cuando se tiene una labor
sedentaria, el cansancio y las molestias musculares se concentran comúnmente en el cuello y
los hombros; también se presenta en las piernas al disimular el retorno venoso, generando
calambres y dolor en los pies.

Beneficios:
1. Reducen la tensión muscular.
2. Previene lesiones osteomusculares.
3. Disminuye el estrés y la sensación de fatiga.
4. Mejoran la atención y la concentración.
5. Mejora la postura.

Detalles que debes tener cuenta a la hora de realizar pausas activas:
1. La respiración debe ser lo más profunda, lenta y rítmica posible.
2. Realizar ejercicios de movilización en la articulación antes del estiramiento.
3. Concentrarse en sentir el trabajo realizado por los músculos y las articulaciones.
4. Al momento de estirar no se debe sentir dolor, de sentir dolor es causa de estar
realizando el estiramiento incorrectamente.
5. Elige en primer lugar la zona donde más acumulación de cansancio sientas.

En el canal de Youtube del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, podrás encontrar vídeo con algunos ejercicios que te ayudarán a realizar tus pausas activas.

Escrito por: José González, licenciado en Fisioterapia, asignado al Programa de Salud Ocupacional en el Hospital del Niño.