Uso inadecuado de antibióticos, un problema de salud pública

Imagínese usted un escenario en el que la enfermedad que padece no pueda ser tratada, que no haya la manera de curar su infección y deba vivir con ello hasta sus últimos días.

Así de drástico es el panorama que plantea la Organización Mundial de la Salud (OMS), frente a la amenaza que representa para las personas el uso inadecuado de los antibióticos.

Y es que cuando se abusa del tratamiento innecesario se puede generar resistencia de las bacterias a los antibióticos y las probabilidades de curarse no solo serán menores, sino que incluso puedan derivar en un desenlace fatal.

Es por ello, que desde hace varios años, la OMS ha impulsado la conmemoración de la semana mundial de concientización (12 al 16 de noviembre) sobre el uso racional de los antibióticos, con el propósito no solo de hacer conciencia global respecto a la resistencia, sino también de estimular las mejores prácticas entre el público en general, los trabajadores de la salud y los responsables de la formulación de políticas públicas.

¿Qué está haciendo el Hospital del Niño?

En el contexto de lo anterior, el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel acogió este llamado internacional y decidió crear el Programa de Optimización del uso de Antibióticos del Hospital del Niño (PROA), el cual está operativo desde octubre del 2017.

La Dra. Ximena Norero, pediatra infectóloga de este centro de atención infantil y coordinadora general del PROA, expresó que el uso inadecuado de antibióticos “es una amenaza a la salud pública mundial”.

Añadió que las cifras que se manejan a nivel global es que más del 70% de las infecciones que ocurren en los niños son de causa viral, las que no requieren ser tratadas con antibióticos. No obstante, más de la mitad de los niños que son llevados al médico por infecciones respiratorias reciben antibióticos de manera innecesaria.

Desde el punto de vista de la Dra. Norero, estas son cifras que pueden disminuir con la educación y orientación pertinente a los profesionales de la salud y a la población en general, algo que motiva al departamento de infectología del Hospital del Niño para tomar acciones que atiendan esta preocupante problemática.

De hecho a lo interno del centro de atención pediátrica se ha elaborado un manual que ha sido aprobado por la Dirección Médica del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel y en el que se detalla la misión, visión y los objetivos del PROA.

En el documento se incluye una guía en la que se describe el tratamiento indicado con antibióticos de las patologías infecciosas más frecuentes en niños para que los médicos pediatras puedan trabajar con guías basadas en la evidencia científica.

También se ha añadido una hoja de registro de antibióticos en los expedientes clínicos de los pacientes para que el médico pediatra anote el día que se inicia el tratamiento, la dosis, la duración y la indicación correspondiente.

El manual cuenta además con una lista de medicamentos restringidos que requieren ser aprobados por Infectología para su utilización, entre los que destacan: Claritromicina, Azitromicina, Vancomicina, Linezolid, cefalosporinas de 3ra generación, entre otros.

Antecedentes

En el Hospital del Niño existe ya evidencia de los buenos resultados que ofrece la restricción del uso de antibióticos, y es que, en el año 2000, un grupo de especialistas panameños liderados por el Dr. Xavier Sáez-Llorens realizó una investigación al respecto.

En este estudio, se evidenció que los gastos totales para agentes antimicrobianos disminuyeron en un 50%, pasando de 699 mil 543 dólares en 1995 a 347 mil 261 dólares en 1998. Hubo, además un 35% de reducción en el uso de antibióticos y una mejoría en la sensibilidad de las bacterias a los antibióticos, tan solo algunos meses después de la restricción.

Frente a estos resultados y en una nueva era, el equipo de especialistas del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel se muestra convencido de que se logrará el objetivo de reducir el uso de los antibióticos en el centro pediátrico, así como fortalecer las mejores prácticas de atención sanitaria moderna.

Los resultados que han tenido las prácticas iniciadas en el Hospital del Niño se evaluarán el próximo año, cuando se cumplan dos años de la puesta en funcionamiento del Programa de Optimización del uso de Antibióticos.

La Dra. Norero reiteró que en esa medición se evaluará el cumplimiento de los objetivos principales de la creación del PROA, que van desde minimizar los efectos adversos del uso inadecuado de los antibióticos y mejorar los resultados clínicos, hasta garantizar la utilización de tratamientos costo-efectivo.